No deberíamos llamar feminismo al feminismo

“Ha sido un error llamar feminismo al feminismo, porque se ha contrapuesto al machismo por parte de muchos que pretendían atacar esos movimientos”. Un internauta exponía este argumento (de difícil comprensión) en la sección de comentarios de un artículo que desmentía el prejuicio de que el feminismo es antónimo de machismo. La articulista quería esclarecer que el feminismo es una ideología que defiende la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Este usuario proponía que la solución para que la sociedad dejara de malinterpretar el concepto era cambiando el término de feminismo. Es un error culpar al término en sí, cuando el fallo se halla en la desinformación que existe acerca del movimiento.

Feminismo no es igual a hembrismo

El feminismo no es hembrismo. No. Es fácil. El feminismo es, tal cual lo cita la RAE: “La ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres.” Mismos derechos que los hombres. MISMOS, no más. En cambio, el hembrismo, se define como la posición contraria al machismo. Es la discriminación y subvaloración de los hombres por parte de las mujeres. En definitiva,  una degeneración del feminismo.

Por tanto, cualquier feminista radical, como algunos llaman a aquellas mujeres que anteponen el sexo femenino, es en realidad hembrista. Y no deberíamos incluir el hembrismo dentro del feminismo, pues no comparten su ideología.

Hoy en día “luchan” por tener las axilas peludas como Chewbacca

Como esta aclaración, encontramos a puñados en las redes. Se publican afirmaciones que tildan a las feministas de mujeres con urgente necesidad de depilación o de amargadas con complejo de inferioridad (y falta de pene, como opina algún internauta). E incluso cuestionan su sexualidad, pues se presupone que el feminismo es un movimiento de “lesbianas radicales que odian a los hombres”. Hay que entender que el feminismo promueve una ideología de igualdad de derechos, y es lo que debería definir a una persona como feminista.

En la lucha del feminismo ellos también cuentan

 El alto grado de prejuicios acerca de este movimiento ha provocado la incomodidad del término feminismo. Actualmente, han surgido campañas que intentan romper estos estereotipos acerca de las feministas. La actriz y Embajadora de buena voluntad de la ONU, Emma Watson,  inició la campaña “He for she” para promover la participación masculina en esta lucha que, de forma también prejuiciosa, se ha adjudicado solamente a la mujer. El pasado 2014 dio un contundente discurso sobre estos prejuicios.

Feminismo es un término que de por sí hace referencia y énfasis en mujer

Parece que el gran debate acerca del feminismo se centra en su propia etimología, planteándose sustituirlo por el concepto igualitarismo. El feminismo es un movimiento que ha luchado siempre por la igualdad, partiendo de condiciones adversas para las mujeres.

¿Tan grave es que un movimiento que intenta favorecer la emancipación de las mujeres, haga un énfasis etimológico en la mujer?

Haitam Rateb, Ariadna Pons y Marta Serna

Advertisements