Los refugiados sirios: pasado, presente y ¿futuro?

Imagina tener que huir de tu hogar por culpa de la violencia, no tener adónde ir y ser invisible para la mayoría de la gente.

Son muchos los escenarios en los que se pueden dar estas situaciones, pero hoy en día existe una que necesita una llamada de atención especial: la realidad de los refugiados.

Millones de personas refugiadas se ven obligadas a emigrar a Europa, huyendo de las guerras y la pobreza que pueblan sus países. Pero ¿por qué?

606x340_312145

Refugiados llegando en lanchas a la isla de Lesbos, Grecia. Foto: www.euronews.com

Un poco de historia

Remontémonos años atrás: Siria siempre ha sido lugar estratégico. Quien controlaba esa zona era capaz de manipular la distribución del petróleo en el continente europeo. Por lo tanto, han sido muchos los países que han ansiado su control. Por esta razón, ha estado bajo el mando de muchos imperios y no ha sido hasta hace escasamente 50 años cuando se le ha considerado un país independiente.

Además, existe un pequeño detalle que a muchos se les escapa considerar: Siria engloba una diversidad de religiones muy variadas. Dentro de la tendencia musulmana encontramos dos ramas muy distintas: los suníes, la mayoría del pueblo (70%), y los chiíes (13%), una minoría formada por el gobierno de Bashar Al Assad y el ejército del país, además de un 10% de población cristiana.

Una vez entendido este panorama, el conflicto sirio empieza a gestarse en 2011, junto con la revolución de numerosos países durante la Primavera Árabe. Movimientos sociales y grupos espontáneos suníes empezaron a movilizarse para reivindicar la necesidad de implementar un sistema igualitario y el fin tanto de la corrupción política como de la violación de los derechos humanos. Como contraataque a estas quejas, el gobierno sirio (una minoría chií) intentó amedrentar la voz del pueblo a base de violencia, lo que desencadenó definitivamente en una lucha armada. Actualmente, se trata de una de las mayores catástrofes humanas que se hayan visto.

Seis años después, mientras las dos partes del conflicto siguen en guerra, la población civil continúa viviendo atemorizada y trata de sobrevivir como puede a esta situación. Las infraestructuras médicas han sido atacadas y el personal ha sido asesinado, la gente ha tenido que dejar sus puestos de trabajo, las tiendas han cerrado, los mercados han estado desmantelados y los niños pequeños sólo conocen del mundo la guerra. Lo único que buscan, ante este panorama, es alimento y protección.

Si quieres saber más: La crisis de Siria contada en 10 minutos y 15 mapas

 

fotonoticia_20160120102124_1280

Niños sirios que sueñan con tener un hogar. Foto: www.europapress.es

Las cifras

Más del 50% de la población siria se ha visto obligada a exiliarse. En sólo los cinco países de la zona que rodea Siria (Turquía, Líbano, Jordania, Irak y Egipto) hay más de cuatro millones de refugiados sirios. Durante el conflicto en Siria han muerto más de 220.000 civiles y 12,8 millones de personas necesitan asistencia humanitaria urgente.

En todo el mundo, únicamente se han ofrecido alrededor de 105 plazas de reasentamiento, cosa que solamente equivale al 2’6% de la población refugiada de Siria. Muchos países europeos han abierto las puertas a los refugiados, aunque el número de personas que han acogido es extremadamente reducido. En España, por ejemplo, sólo se han acogido 18 refugiados sirios de los 16.000 que el Gobierno había acordado acoger.

 Hoy por ti, mañana por mí

La ayuda es cada vez más necesaria, pero, a pesar de todo, las vías para colaborar también son cada vez más accesibles gracias a Internet. Las siguientes organizaciones pretenden que los ciudadanos occidentales se acerquen a los refugiados mediante gestos de solidaridad. No buscan sino el medio económico para hacer realidad derechos a los que ningún ser humano debería renunciar: comida, servicios de higiene, mantas, tiendas de campaña, etc.

He aquí algunos modos de participación en esta causa humanitaria internacional:

  • UNICEF, Cruz Roja y ACNUR, entre muchas otras, actúan sobre el terreno dando acceso a agua potable, proporcionando asistencia médica, alimentos y protección. Gracias a sus formularios online, teléfonos de contacto y cuentas bancarias disponibles al público están tratando de conseguir fondos para continuar su labor.
  • Save the Children  está dando voz a los más indefensos: los niños, los grandes inocentes y víctimas de la guerra.
  • Los famosos socorristas españoles en Lesbos con su ONG Proactiva Open Arms también necesitan ayuda para seguir con su labor.
  • Por último, aquí tenéis una de las muchas propuestas originales que han surgido para ayudar a los refugiados. Por la compra de una varita de juguete de fieltro de SrWake(Up) estaremos haciendo verdadera magia, ayudando a las mujeres sirias que llegan a Lesbos.

Llamada a la acción

Se quiere finalizar este artículo por medio de un alegato, una llamada a la intervención de la sociedad europea en favor de esta gente llegada, que al igual que los europeos de antaño, son refugiados de guerra, gente normal: hijos, padres, abuelas… En definitiva, seres humanos. “Porque los sueños, sueños son”, como dijo Calderón de la Barca, pero esta gente ya no tiene sueños más allá del de vivir en libertad.

Europa, pueblo de las libertades y de la democracia, debe aspirar a ser el pueblo de la acogida, un lugar para todos. Hagamos de la nacionalidad europea un orgullo y intentemos así unir fuerzas para tenderles la mano. Vemos a diario la muerte ante nuestros ojos y nos estamos acostumbrando a ello. No lo permitamos, pongamos la vida al frente de nuestras metas, la risa como regla y la libertad individual como fundamento de la vida moderna.

Por otra parte, hay que destacar cómo en estos últimos meses también hemos visto muestras de apoyo. Se trata de ayudas humanitarias entregadas por el pueblo europeo, los ciudadanos de a pie, a las asociaciones que ayudan a estas personas expulsadas de su país como son los refugiados. Es, por ejemplo, el caso de los socorristas españoles que actualmente se encuentran en la isla de Lesbos ofreciendo un servicio de auxilio a los miles de refugiados que arriesgan su vida en el mar.

El pueblo europeo ha demostrado su capacidad de movilización, un hecho que permite avistar un haz de luz en medio del abismo formado por los intereses políticos que rodean la cuestión que nos atañe. Por lo tanto, señores europeos, élites y gobiernos, acaten lo que los europeos de corazón e ideología quieren…

…Tiremos los muros. Pongamos las manos.

 

Si quieres saber más:
De socorristas en la playa de Badalona a salvar refugiados entre Turquía y Lesbos
Cifras y graficos de la crisis migratoria en Europa:

 

Jaume Cladera, Ana Fernández, Carla Molina y Arlet Rodríguez

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s